Blog

Una boda en el pueblo de Pedra

  • La novia pasaba sus veranos en Pedra, un romántico pueblecito en Bellver de Cerdanya. Un agosto de vete tú a saber qué año, decidió que justamente allí iba a casarse. Y cómo no, aquí estamos, rodeados de un entorno rural e idílico. Creamos una propuesta rústica, acorde con el pueblecito (que en 2015 tan solo tenía 15 habitantes), un sitio ideal para celebrar de manera íntima su gran día. Las miradas estaban centradas en el chuletón de ternera, que iba saliendo de las brasas, uno a uno, y se colocaban en el centro de la mesa para compartir. Y, junto al chuletón, haciendo honor al lugar, no podía faltar un delicioso trinxat de La Cerdanya con panceta.