Blog

…con Sara Lázaro


18-04-2016

Lunes, otra vez. Te despiertas, y ahí está: tooooda la semana por delante. Pero no estás solo. Queremos que te despiertes al lado de personas interesantes, acostumbradas a montar eventos por todo lo alto. Pero no te acurruques demasiado, esto va de abrir los ojos… y la mente.

Bienvenido a El café de las nueve y veintiuno. Anécdotas, secretos y recetas. ¿El hilo conductor? Las mismas diez preguntas planteadas a distintas personas.

Imprimir

Sara Lázaro lleva jugando con una cámara en sus manos desde que tenía 10 años. “Había una cámara réflex en casa que se usaba para los viajes y a mi siempre me despertaba admiración saber cómo funcionaba ese “cacharro”.

Aprendió de manera autodidacta, fotografiando cualquier pequeña cosa que se ponía ante ella. “Nunca tuve esa afición como una posibilidad de convertirse en una opción laboral”. Pero así, sin planificarlo, terminó descubriendo que se le daba bien fotografiar personas y emociones. Empezó de casualidad en las bodas a través de la boda de una amiga. “De esto hace ya siete años, cuando me “lié la manta a la cabeza” y decidí montar mi propio negocio de fotografía “Sara Lázaro”. Se ha dedicado exclusivamente a vivir de la fotografía desde entonces, realizando en su mayoría bodas, pero también reportajes familiares o cualquier tipo de sesión en la que haya involucradas emociones.

De manera paralela lleva también proyectos fotográficos personales que terminarán viendo la luz en manera de exposición dentro de algún tiempo y que combina con su otra gran pasión: viajar y ser muy curiosa con todo lo que le rodea.

1. Trabajas para… aprender. Tanto a nivel fotográfico como a nivel personal. Hacer sesiones de bodas o personas es de lo más difícil que uno puede encontrarse en el mundo de la fotografía, ya que las situaciones se suceden de forma muy rápida y tienes que ser avispada. Cada sesión nueva es descubrir algo más que no sabía. A nivel personal porque me permite conocer gente totalmente diferente una de otra y observar cómo son. Eso indudablemente también me permite aprender….

2. Un evento es la mejor solución cuando… quieres juntar un grupo de personas y conectar entre todos para crear algo especial.

3. Lo más divertido que te ha pasado… organizar con una novia una sesión “íntima” el día antes de la boda porque quería darle una sorpresa al novio y llevarse a la sesión a todas sus amigas. Es realmente divertido lo que pueden salir en esas situaciones.

4. Es imprescindible… que haya libertad. Que si una pareja decide casarse, que lo haga con libertad, que les “den” libertad para hacerlo a su manera, que se quiten de la cabeza cualquier programación anterior y hagan lo que realmente quieran. Y por mi parte, tener yo libertad para fotografiar a mi manera, bajo mi punto de vista. Esto se consigue mediante la confianza con la pareja.

5. Nunca olvidarás el día que… una pareja me dijo que habían comprado palomitas y esperado a la noche del viernes para ver mi reportaje. Habían llorado de emoción porque había muchas cosas que no recordaban. Cuando una pareja te dice eso, la sonrisa no se te va de la cara.

6. Brindo con… las parejas. Siempre que puedo en algún momento de la boda, intento brindar con ellos. Evidentemente no siempre puedo, pero, si puedo, me quito la cámara de la cara, me acerco a ellos y brindo porque disfruten de todo lo les da la vida.

7. El día antes del evento… uy soy muy estricta y cabezona en este tema. Tengo un protocolo muy marcado: compruebo que todo el equipo está en orden y lo dejo todo organizado, vuelvo a mirar todos los timings de la boda y descanso, me relajo y me voy prontito a la cama para descansar. Soy muy aburrida el día antes de una boda jajaja.

8. El día después… puede ser que no sea persona, depende de lo que haya durado la boda, por lo que voy haciendo lo que el cuerpo y la mente me permitan hacer 😉

9. El aperitivo que no puede faltar es… ¡una buena cerveza! Es lo que más refresca en los días de verano y lo que más relaja a los novios.

10. Lo que más te gusta de 21 de Marzo es….. que cuando navego por las redes sociales y veo una foto de un evento sé identificar rápidamente si es de 21 de Marzo. Eso se llama tener personalidad y 21 de Marzo tiene mucha personalidad en lo que hace. Es admirable hoy en día tenerla.