Bodas surferas

¡Hoy el plan es familia, amigos y boda!

Para nosotros cada boda es única y especial, la tratamos con mimo y hasta el último detalle para que todo sea perfecto.

¡Es vuestro gran día, vamos a disfrutar!

Creamos para vosotros. Queremos adaptarlo todo a vuestro estilo. Para ello, trabajamos mucho la creatividad; nos encanta imaginar e inventar para dar originalidad a cada celebración.

¡Es uno de los momentos más importantes de vuestra vida!

¿Sabéis que nuestro catering tiene varios departamentos que ayudan a hacer esto posible?

Con la ayuda de todos nuestros departamentos te ofrecemos un servicio 360º, desde la creación del concepto para la boda, pasando por la elección de la mejor gastronomía, la visita al espacio y la elección del material entre otros. En definitiva, todo lo necesario para que vuestro día sea perfecto.

La temporada de bodas ya ha empezado, en nada está aquí el buen tiempo y las ganas de celebrar van en aumento. Tenemos las pilas cargadas y queremos estar en vuestra boda.

¡Tenemos mil ideas en la cabeza para poner en marcha!

Hoy os dejamos con una pareja maravillosa de 2018, que confió en nuestro equipo para su boda en Mas Pujol en el Maresme, y es que no podía ser de otra manera. Les va la playa, el sol, el sabor a verano y… ¡el SURF!

Para ellos no es solo un deporte, es un estilo de vida. Sentir el agua, el aire, las ganas de surfear, los colores vivos, el buen rollo, … Así que, podéis ver todo esto con vuestros propios ojos:

¡EN SU BODA!

¿A quién no le vienen ganas de verano?

¡Vamos allá!

En esta boda tuvimos el placer de compartir equipo con: @mujerymarido

Espacio: @MasPujol

 

The love rocks

Cuando unos novios molan, molan.

Y si encima les gusta el rock, la boda promete.

Sin dejar de lado el detalle, la elegancia y el estilo, esta pareja nos hizo vibrar en su boda des del minuto cero. Se acercaba el gran momento, la Orangerie de Masia Ribas estaba lista para el gran festival, la música  subiendo, las pulsaciones a ritmo de bateria y el corazón sin parar quieto.

El espectáculo estaba a punto de empezar. De primero gazpacho de cristal con cherry confitado, vinagreta de albahaca y pétalos y para seguir el plato estrella, meloso de buey con terrina de patata y salsa de Ratafía. 

Estaba claro que la fiesta no podia terminar sin un gran buffet de postres. Mini mandarina de cheesecake con menta, lemon pie con merengue, las cookies 21 o nuestra chocolatería líquida con buñuelos de viento y nata montada son algunas de las delicias que probaron los invitados.

Suena “When the sun goes down” en la oficina y vemos en bucle las imágenes de esta boda. Puro Rock&Roll.

Gracias a Pablo Ricciardulli.