El Dalmau está situado en medio de campos de trigo, en el corazón de Osona, rodeado por bosques de pinos, encinas y robles, algunos de ellos centenarios, com hermosas vistas a los Pirineos nevados en invierno. 

Paredes gruesas, rincones antiguos y muchos detalles que han quedado al descubierto en su restauración, mostrando la evolución de la historia y las constantes ampliaciones que se han ido haciendo a lo largo de los siglos. 

En cuanto a las bodas, pueden hacer ceremonias civiles reales y bodas religiosas en la ermita del s. XVII de la casa. 

¡Un lugar versátil y bonito para celebrar cualquier tipo de boda!

Contratar

¿Qué día?


He leído y acepto la política de privacidad