Bodas primavera 2020

Estamos en el verano de 2019…¡pero ya pensamos en la primavera del 2020!

Las bodas requieren mucho tiempo de planificación, y siempre es mejor que nos sobre tiempo que no que nos falte. 

¿Por qué casarse en la primavera de 2020? 

¡La primavera la sangre altera! (o eso dicen).

En el mes de marzo encontramos el inicio de esta, y es cuando ya empieza el buen tiempo, hace más calor y los días empiezan a ser un poco más largos. Para aquellos que no se atreven con una boda en invierno y en verano hace demasiado calor o las fechas que quieren están saturadas, ¡los meses de marzo y abril son perfectos!

¡Guardamos los abrigos que el buen tiempo ya llega! Las flores, las plantas y los árboles florecen dando más vida y color las calles y los paisajes.

Encontramos que hay más disponibilidad de todos los proveedores, y también es probable que los asistentes tengan más disponibilidad, ya que son épocas en las que se celebran menor cantidad de bodas. 

Poco a poco se van destapando las nuevas tendencias que veremos la siguiente temporada en bodas. En lo que a novias se refiere, las partes de traje superior cobrarán mucho protagonismo (blazers y chalecos), mangas muy acentuadas, bordados, pantalones y monos y plumas entre algunos. 

¿Flores? ¡Por supuesto! y bien llenas de color. Hortensias, Lirios, Begonias, Anémonas y Boca de dragón son algunas de las protagonistas de esta época, y con las que se pueden hacer unas decoraciones espectaculares. 

En cuanto a gastronomía, tenemos algunas novedades de la carta 2019 que ya podéis incluir en vuestras bodas, como el Patito foie con manzana verde caramelizada y gelêé de cereza, el Steak Tartar roll y el buffet de globos de helio entre algunos.

Pero…¡tenéis que estar atentos! En septiembre sacamos nueva carta con novedades gastronómicas en las que estamos trabajando.  

Además, como ya sabéis marzo es nuestro mes, y más en concreto el día 21. El 21deMarzo del año que viene cae en sábado, si te casas o te quieres casar ese día…

!escríbenos, tenemos una sorpresa para ti! 

Una boda en Masia Egara

Érase una vez… ¡Una boda en Masia Egara!

Hoy en el blog os queremos enseñar esta bonita celebración de verano.

Una boda organizada por las wedding planners de Miss Little Things, celebrada en Masia Egara, masía catalana rodeada de 300 hectáreas de tierra de cultivo y bosque, situada en Terrassa a tan solo 25Km de la ciudad de Barcelona.

Espacio idílico, tranquilidad y mucha intimidad, así se planteaba el escenario de ese día de verano.

El lugar elegido para el banquete fue “La Era”, justamente el espacio que presenta la gran fachada de la Masia.

Con un increíble diseño de Miss Little Things, el banquete se realizó con mesas alargadas, sillas de metal oscuras y una gran cantidad de luces que aportaron calidez al lugar y lo hicieron aún más acogedor.

El montaje en mesa, con colores claros que contrastaban los más oscuros; blanco, rosas, beige y dorado. Acompañado de una minuta minimalista y muy limpia, señalización de los comensales con lettering en tela hecho por @the.calligrapher (al igual que el seating plan) y una servilleta de color rosa. El conjunto perfecto.

En la cena se sirvió suquet de rape, gamba roja y sipionas y meloso de buey con terrina de patata y salsa de Ratafía, un clásico de 21.

Además, un delicioso buffet de postres del que pudieron disfrutar todos los invitados con bolas de cheesecake, lemon pie, cookie 21, rocas de chocolate y fruta fresca entre otros.

Así mismo, en la decoración no podía faltar un detalle en honor al baloncesto, los novios se conocieron por esto. Y en medio del aperitivo, se paró todo y… ¡empezaron a jugar un mini partido!

Como ya sabemos, cada boda tiene su estilo, y esta no iba a ser menos. Os dejamos fotografías para que podáis ver la esencia y la magia que tuvo.

Wedding Planner @misslittlethings_

Fotografía y video @latxina y @sahba_visual

Decoración floral @molist_floristes

Material @ahrental

Venue @masiaegara

@carpas_gran_vilaya

¡Así es una boda de estilo industrial!

La temporada de bodas 2019 empezó hace ya algunas semanas, pero hoy os traemos el primer post de una boda de este año.

Como todos sabemos, cada boda tiene su estilo y su personalidad, plasmando el estilo y los gustos que tienen los novios y las novias.

Hoy vamos con una boda que tuvo un carácter muy personal y original, que sale de la típica boda convencional.

Las novias llegaron juntas en moto y con chaquetas de cuero y eligieron para su gran día Pasaje Montoya; un espacio interior de carácter minimalista e industrial que tiene grandes ventanales y carácter urbano. Algo que nos recuerda a esta tendencia que está muy presente en América del Norte.

El sitio es una parte fundamental para que tu boda tenga este estilo que buscas. Espacios grandes, polivalentes, que tengan un punto gastado, paredes al descubierto. Desde un espacio pensado y decorado así, a antiguas fábricas, naves industriales, almacenes o incluso una antigua estación de tren.

Para aportar toques de calidez la decoración se trató hasta el más mínimo detalle. Plantas verdes combinadas con flores blancas, naranjas, amarillas y rosas, con toques de color bronce en las mesas y tochos de cemento.

Para la comida, mesas alargadas con sillas de metal para reforzar este estilo industrial que tiene el espacio.

Una boda tipo cocktail con buffets de lo más apetecibles.

Barmouth; un buffet que nos lleva a la hora del aperitivo. Algunas de las referencias que se sirvieron en este buffet fueron: surtido de aceitunas, latas de gilda, tortilla de patata, berberechos, mejillones y patatas chips Bonilla a la vista.

Embutidos catalanes & quesos asturianos, carnes gallegas y arroz marinero fueron las estaciones que formaron el resto de la comida. Y es que no podía ser de otra forma, la gastronomía también tenia que plasmar su personalidad y sus orígenes. 

Por último no podía faltar el buffet de postres, con referencias dulces para todos los asistentes de la boda. Polobizcocho de carrot cake, lemon pie con merengue, pastel de kit-kat con frutos rojos y bundt cake fueron algunos de los postres que formaron parte de este delicioso buffet.

Una boda mágica, con mucho estilo y en un espacio que nos ha enamorado.

Fotos a cargo de @saralazarophoto

Venue: @pasajemontoya

Una boda en l’Orangerie

Su sueño era casarse bajo el sol de verano del mediterráneo, por eso hoy estamos en Masia Ribas.Un espectacular espacio situado a 15 minutos de la ciudad de Barcelona. Ha llegado el día de la boda, estamos listos para disfrutar, en sus preciosos jardines, en su era, en su majestuoso camino de árboles centenarios y en su Orangerie.

Ella suiza y él catalán, tenían claro que buscaban un sitio dónde sentir el calor de la unión de estas dos culturas. Familias y amigos se reunieron en un cálido día de verano para celebrar la más bonita de las fiestas, la fiesta del amor.

Una espectacular ceremonia diseñada por Mireia Abrasinició, exactamente, la noche que siempre habían soñado. De la mano de Miss Little Things, que se encargó de toda la organización de principio a fin, vivímos una boda de la que hablaremos durante años. Cada detalle, cada momento, todo estaba pensado, todo estaba perfecto. El bosque invertido de la orangerie, una ceremonia de ensueño, una puesta en escena en mesa de revista

En 21deMarzo preparamos un menú a medida, un aperitivo abundante con nuestro buffet marinero, el de carnes gallegas, el green spot córner con el huerto urbano y el toque mediterráneo que tanto les enamoraba: El chiringuito, al más puro estilo vermouth que aquí tanto nos gusta.

En la Orangerie siguió la fiesta, menú en mesa, todos sentados y disfrutando de una buena gastronomía y compañía y luego… (una de las mejores partes)

¡El gran buffet de postres!


Fotos by F2studio